5 primera reunion en capilla Santa Rosa Barrio Belen 95Ya estamos en la segunda semana de nuestro proyecto en Iquitos, Perú. Podemos seguir diciendo que nos encontramos bien y muy ilusionados, así que no os preocupéis, los helados del fin de semana anterior no han tenido repercusiones estomacales. Toda esta semana hemos estado preparando y ultimando los talleres que tendremos la semana próxima. Aunque tenemos muchas ganas de empezar con las actividades concretas, como dice nuestro "jefe", el proyecto no solo es hacer muchos talleres y empezar cuanto antes con las charlas y los juegos, sino que ver, oír, tocar, dejarse interpelar es ya una parte importante de nuestro proyecto.

Son varios los lugares donde vamos a hacer talleres o a acompañar a la gente de esa zona, por lo que esta semana ha estado repleta de reuniones, visitas y ajustes de la planificación para dar respuesta a todas las actividades a las que nos hemos sumado.

El trabajo que vamos a realizar aquí es muy diverso. Se continúa con la Parroquia de Fátima visitando el Barrio de Belén, uno de los pilares de este proyecto y a nuestro parecer uno de los más bonitos a pesar de su dureza y su cruel realidad. El proyecto del Barrio de Belén se divide en tres zonas: el sector 9, sector de Santa Rosa y el albergue, ubicado en otra zona de la ciudad, donde se encuentran realojados los damnificados del incendio de hace 8 meses. Nuestra labor aquí consistirá en talleres con mujeres sobre costura y manualidades, aprovechando éstos para charlar con ellas sobre su situación familiar. Las mujeres nos han manifestado su interés por hablar sobre la educación de sus hijos y las relaciones conyugales. En este barrio, las mujeres son madres a edad muy temprana, 13 ó 14 años, y pueden llegar a tener entre 6 y 7 hijos; además, los hombres, por regla general, no se hacen cargo de su responsabilidad como padres ni como maridos. Por ello mismo, se van a realizar también charlas con los hombres para que tomen conciencia de su papel. No nos olvidamos de los niños, inmensa mayoría del barrio. Con ellos vamos a hacer juegos educativos, refuerzo escolar, manualidades... Se trata de hacerles disfrutar y que se olviden por unos días de la situación en la que viven. Concretamente, en Santa Rosa, también vamos a dar charlas a los adolescentes y jóvenes sobre alcohol, droga, violencia, prevención de embarazos, la ecología, las relaciones humanas...

2 talleres parroquia Fatima 14Con la parroquia de Fátima no sólo nos dedicamos al barrio de Belén, sino que también los viernes por la tarde vamos a dedicarlos a hacer talleres con los adolescentes y jóvenes del grupo de catequesis de la parroquia. Ya hemos comenzado y a los chicos y chicas les han gustado bastante.
Con el Vicariato de Educación vamos a impartir una serie de cursos a unos 40 profesores de diferentes colegios católicos de la zona. Esta labor es muy importante ya que en proyectos de PROYDE de años anteriores se ha colaborado con esta entidad y siempre es de agradecer que se comparta el afán por mejorar la educación y por cuidar el futuro de los niños y jóvenes.
Este año nos sentimos muy contentos por poder participar de manera más activa en los proyectos de los hermanos de La Salle en Iquitos. Son muchos años los que La Salle lleva trabajando en este país, desde la labor pastoral en Barrio Florido o Padre Cocha, hasta la labor educativa en los centros de Iquitos y Requena. A través del hermano Javier Botrán vamos a impartir talleres a alumnos y profesorado del Pedagógico, escuela de magisterio.

Los hermanos también tienen una obra social llamada "Tiéndeme la mano", la cual, nunca mejor dicho, tiende la mano a los niños del barrio de Rosa de América, situado en la periferia. Son niños que no van casi al colegio, muchos de ellos abandonados y desatendidos por sus padres. En este lugar, los recogen durante el día e intentan paliar la carencia afectiva y educativa que sufren.

11 julio 052Con ellos también vamos a estar todo este tiempo sirviendo de apoyo a los voluntarios, que son los propios alumnos del Pedagógico que se ofrecen a colaborar con este proyecto. No sabéis la alegría que da entrar y ver la imagen de San Juan Bautista de La Salle velando por estos niños. Obras como esta son las que mantienen viva la misión del fundador, estar con y para los niños más pobres.


Con tantas visitas y tanta preparación, también hemos tenido tiempo de experimentar la vida de Iquitos y su gente: nos hemos sentido como Carlos Sainz en el París Dakar cambiando el coche de Rally por un motocarro, versión iquiteña de nuestros cómodos taxis. Hemos comprobado el clima tropical y de estar paseando por la selva amazónica en Padre Cocha con un calor asfixiante, nos encontramos a los 10 minutos montados en un peque-peque (versión del Ferry al estilo canoa) cayéndonos el diluvio universal. Ya sabemos que en Iquitos el carbón tira la mar de bien, si no, que se lo digan a los churrascos que nos comimos en nuestra primera cena de grupo fuera de casa. Esa noche trasnochamos un poco... llegamos a las 23:00.


La convivencia del grupo está siendo un aspecto muy positivo de este proyecto. Aunque somos diferentes, cada uno va encontrando su sitio y complementa a los demás con sus cualidades: Chiky-Mcgiver, abriendo puertas sin llave y arreglando todos los aparatos que se le ponen por delante; Pili-trina, nuestro repelente de mosquitos humano, porque todos se los lleva ella; también tenemos un informático 24 horas, Ángel; la gran administradora y contable del grupo, Delia, que lleva las cuentas como nadie; Eva, que canta como los ángeles; Mariu, que ya es feliz porque ha aprendido a tocar el charango y, familia, amenaza con llevarse uno para España; Raquel, el termostato del grupo, que con 30º lleva una cazadora porque "está refrescando"; y Juanba, con sus inmejorables recomendaciones de libros, películas y vídeos para reflexionar (por favor, leeos y mandadnos la reseña del libro "El sueño del Celta", de Mario Vargas Llosa, que habla de Perú, concretamente de Iquitos, ya que queremos complacer la fervorosa recomendación de Juanba).


cumple mariu 198Como veis, esta semana ha sido muy completa, tanto que incluso hemos celebrado un cumpleaños. Una de las voluntarias, Mariu, ha cumplido años en Iquitos, "veintitodos" y lo celebramos con una cena sorpresa. Hubo hasta piñata. Conseguimos que fuera un día especial para ella, aun estando lejos de su familia.


Seguro que la próxima semana estará cargada de esfuerzo, pero no dudamos que destacará por la sonrisa de los niños, la mirada de las mujeres y las vidas que iremos descubriendo. Por supuesto, aquí seguiremos para compartirlo con todos vosotros.

Información Adicional