cronica

Comenzamos nuestro tercer fin de semana contestando, con los chicos de Rongai, las cartas que les mandaron los alumnos del colegio de la Salle San José de Chiclana. En ellas les respondieron a las preguntas que los alumnos españoles les hicieron y les explicaron cómo era su día a día, su familia, cuáles eran sus hobbies y que querían ser de mayor. Además, tuvimos tiempo para compartir canciones y juegos con los estudiantes al final de la jornada. De esta forma pudimos conocernos mejor.

     Uno de los momentos más especiales de la semana fue la convivencia que compartimos el sábado con los chicos del colegio de Rongai y de CDC. La reunión ocurrió en el centro de Nakuru, donde preparamos el almuerzo entre todos. El menú consistió en arroz, lentejas, pavo, patatas y chapati (una torta de trigo base de la alimentación en este país), casi todo recolectado en el propio centro. La comida fue muy especial para los chicos ya que sólo la disfrutan en ocasiones especiales, como esta. Gracias a este día fuimos conscientes de que la Salle llega mucho más lejos de lo que nos imaginábamos.

cronica3

   Otro rato de encuentro inolvidable fue con los niños que viven en Rongai. Salimos a la calle para avisarles de que esa misma tarde habría una carrera con polvos de colores y una merienda. La respuesta fue masiva y realmente no sabemos si se lo pasaron mejor ellos o nosotros.

     Al final de la semana nuestros planes se vieron trastocados cuando nos enteramos de que los alumnos se iban a casa de vacaciones antes de la fecha prevista, por lo que tuvimos que ajustar los planes que teníamos pensados. Por ejemplo, el torneo de baloncesto se terminó ese mismo día. La jornada fue larga e intensa. Aun así los chicos disfrutaron mucho y recibieron un pequeño obsequio, además de una medalla para los ganadores. Este mismo día aprovechamos para agradecerles el tiempo compartido y todo lo aprendido. Nos despedimos de los alumnos y les entregamos un recuerdo en forma de pulsera.

     La relación con la comunidad de hermanos va siendo cada vez más fluida y cercana. Hemos tenido la suerte de conocer al hermano Antoine, coordinador de los proyectos de voluntariado en Kenia, gracias al cual nos encontramos aquí. Tuvo la gentileza de llevarnos a Kisumu (una de las principales ciudades del país), a visitar su museo y el maravilloso Lago Victoria, el segundo más largo del mundo y cuna del famoso Río Nilo.

     Los proyectos van tomando forma: en CDC se ha comenzado esta semana con la habilitación de la sala multiusos, y en Rongai la biblioteca está a punto de finalizar su reforma. Después de la semana del trabajo que supuso este avance y de las numerosas actividades llevadas a cabo sacamos tiempo para ir al Ecuador, que se encuentra solamente a una hora de Rongai. Nos asombró pensar que una delgada línea (inexistente realmente) suponga tantas desigualdades e injusticias entre el “Norte” y el “Sur”.

Información Adicional