Como sabéis, el plazo de solicitudes para participar en los proyectos de verano sigue abierto. A lo largo de julio y agosto un grupo de voluntarios dedican parte de sus vacaciones a participar en estos proyectos para conocer de primera mano la realidad de los países del sur y ayudar a promover el desarrollo. Con ello, se consigue poner en contacto diferentes culturas y compartir experiencias de vida con personas de distintos países que viven una realidad muy distinta a la nuestra.

Hoy Sandra, una voluntaria que ha estado en Argentina nos cuenta su experiencia. Esperamos que os guste y despierte en vosotros la inquietud por vivir una experiencia de este tipo.

Información Adicional