Noticias

Sábado 3 de agosto. Hoy nos hemos levantado con ganas de conocer el entorno y el Hno. Jacob nos ha propuesto un paso por Salgaa y nada mejor que ir en moto-taxi, un común medio de transporte por aquí. Tras negociar un precio de KSh (50cts) por persona en tres motos hicimos el viaje de un modo tranquilo pero divertido.

c6 2

c6 1

El domingo día 4 nos acercamos con los alumnos que han quedado al cuidado del cole a la parroquia. Una celebración de tres horas entre cantos y discursos presidida por un catequista por ausencia del sacerdote. Tras el almuerzo aprovechamos la tarde para organizarnos un poco, hacer la colada y empezar a pintar algunas vidrieras en la capilla del colegio, labor artesanal que nos llevaría varios ratos durante la semana, pero como veréis en estas fotos han quedado muy originales.

c6 3

Lunes 5. Nos vamos a Nakuru usando el transporte público. ‘Matatu’. Por 100 KSh (aproximadamente un euro) realizamos el trayecto Rongai-Nakuru. Normalmente son furgonetas de unas 14 plazas que realizan recorridos entre dos puntos con algunas condiciones particulares, como la de salir una vez que se han completado las plazas e ir parando para que los pasajeros bajen o suban según las plazas va quedando disponibles durante el trayecto. En Nakuru pudimos pasear por la zona comercial y adquirir algunas telas propias del lugar y cambiar algo de dinero.

c6 4

El miércoles 7 el Hno. Bonface, director de Rongai, nos sorprendió con un viaje a otras dos escuelas de La Salle situadas en Nyeri. Os dejamos el enlace para que podáis conocer más cosas de ellas.

  1. MARY’S SECONDARY SCHOOL, NYERI, es un internado para chicos de secundaria de unos 450 alumnos con un alto porcentaje de becas de estudios, pero no sólo eso sino también un programa de acogida de niños de la calle en edad de estudios primarios que son atendidos en la escuela a tiempo completo. Como en las otras escuelas los alumnos se encargan del mantenimiento de la huerta, los animales, la limpieza… Tras la visita al centro y tomar un café partimos hacia la siguiente escuela La Salle.

 St. La Salle School Karemeno en está es escuela de secundaria hemos podido encontrarnos con otros voluntarios españoles, del sector de Madrid, aquí en este enlace podréis conocer más de sus actividades en este centro. Es la única escuela propiedad de los Hermanos en Kenia al ser las otras cedidas por la diócesis. Es un centro mixto de secundaria de chicos y chicas donde actualmente se construyen nuevas casitas para los profesores. Tras la visita y el almuerzo partimos rumbo de nuevo a Rongai por las siempre concurridas y ajetreadas carreteras de Kenia.

El jueves comenzamos nuestro viaje a Nairobi no sin antes disfrutar de un desayuno de despedida y agradecimiento con los profesores de Rongai que concluimos con el rito de cortar y compartir una tarta para desearnos mutuamente buenos deseos y la esperanza de vernos pronto de nuevo.

c6 5

Pero antes de emprender rumbo a Nairobi pudimos visitar Mwangaza College, Nakuru donde el Hno. Óscar, director y delegado de la Salle en el Sector de Kenia nos enseñó la misión que desarrollan en el centro enfocado hacia el mundo laboral al estilo de la formación profesional que cuenta con talleres de Moda, Cocina, Restauración, Repostería-Panadería, Peluquería e informática entre otras especialidades. Nos invitaron a almorzar en el restaurante escolar que utilizan para las prácticas la comida preparada por ellos.

Tras el almuerzo comenzamos el viaje hacia Nairobi para ir a dormir a la casa central del sector, una residencia preparada como escolasticado y para acogida de Hermanos del distrito de Lwanga, es también un centro de primaria. La Salle Catholic School en Nairobi abrió sus puertas en enero de 2016 y tiene el claro objetivo de ser un centro privado para obtener financiación para las obras de La Salle en Kenia ofreciendo guardería y escuela primaria; El crecimiento del colegio se irá dando progresivamente en la medida de los estudiantes vayan creciendo hasta llegar a secundaria.

La mañana del viernes la dedicamos a visitar Nairobi, las calles nobles donde están los edificios oficiales y la parte más comercial. Gracias a John, conductor oficial de Rongai, que nos acompañó durante la mañana pudimos usar los transportes públicos y ver también otra zona de Nairobi más acorde a la realidad de una ciudad de más de siete millones de habitantes ajetreada y viva pero con necesidades de desarrollo. Tras tomarnos unas pizzas y saludar a los Hermanos del distrito que se encuentran en el retiro de profesión tuvimos un pequeño encuentro con el Hno. Visitador del distrito quien agradeció la ayuda de PROYDE y todos los voluntarios. La anécdota curiosa la protagonizaron unos monos que bajando del tejado se llevaron comida que había preparada en el jardín.

Cercana la hora de marchar al aeropuerto recogimos nuestras maletas llenas de emociones y recuerdos, una parte de nosotros querría permanecer más tiempo mientras sabíamos que era la hora de regresa también a nuestras familias y diario quehacer. Desde la ventana del avión Kenia se iba alejando desde el aire recordando los rostros de los nuevos amigos y la sonrisa de todos los niños con los que nos hemos cruzado, sentimos que solo hemos dejado una pequeña huella y sin embargo nos llevamos mucho más de cuanto hemos podido aportar. Hasta pronto amigos.

 

Sábado 3 de agosto. Hoy nos hemos levantado con ganas de conocer el entorno y el Hno. Jacob nos ha propuesto un paso por Salgaa y nada mejor que ir en moto-taxi, un común medio de transporte por aquí. Tras negociar un precio de KSh (50cts) por persona en tres motos hicimos el viaje de un modo tranquilo pero divertido.

El domingo día 4 nos acercamos con los alumnos que han quedado al cuidado del cole a la parroquia. Una celebración de tres horas entre cantos y discursos presidida por un catequista por ausencia del sacerdote. Tras el almuerzo aprovechamos la tarde para organizarnos un poco, hacer la colada y empezar a pintar algunas vidrieras en la capilla del colegio, labor artesanal que nos llevaría varios ratos durante la semana, pero como veréis en estas fotos han quedado muy originales.

Lunes 5. Nos vamos a Nakuru usando el transporte público. ‘Matatu’. Por 100 KSh (aproximadamente un euro) realizamos el trayecto Rongai-Nakuru. Normalmente son furgonetas de unas 14 plazas que realizan recorridos entre dos puntos con algunas condiciones particulares, como la de salir una vez que se han completado las plazas e ir parando para que los pasajeros bajen o suban según las plazas va quedando disponibles durante el trayecto. En Nakuru pudimos pasear por la zona comercial y adquirir algunas telas propias del lugar y cambiar algo de dinero.

El miércoles 7 el Hno. Bonface, director de Rongai, nos sorprendió con un viaje a otras dos escuelas de La Salle situadas en Nyeri. Os dejamos el enlace para que podáis conocer más cosas de ellas.

  1. MARY’S SECONDARY SCHOOL, NYERI, es un internado para chicos de secundaria de unos 450 alumnos con un alto porcentaje de becas de estudios, pero no sólo eso sino también un programa de acogida de niños de la calle en edad de estudios primarios que son atendidos en la escuela a tiempo completo. Como en las otras escuelas los alumnos se encargan del mantenimiento de la huerta, los animales, la limpieza… Tras la visita al centro y tomar un café partimos hacia la siguiente escuela La Salle.

 St. La Salle School Karemeno en está es escuela de secundaria hemos podido encontrarnos con otros voluntarios españoles, del sector de Madrid, aquí en este enlace podréis conocer más de sus actividades en este centro. Es la única escuela propiedad de los Hermanos en Kenia al ser las otras cedidas por la diócesis. Es un centro mixto de secundaria de chicos y chicas donde actualmente se construyen nuevas casitas para los profesores. Tras la visita y el almuerzo partimos rumbo de nuevo a Rongai por las siempre concurridas y ajetreadas carreteras de Kenia.

El jueves comenzamos nuestro viaje a Nairobi no sin antes disfrutar de un desayuno de despedida y agradecimiento con los profesores de Rongai que concluimos con el rito de cortar y compartir una tarta para desearnos mutuamente buenos deseos y la esperanza de vernos pronto de nuevo.

 

Pero antes de emprender rumbo a Nairobi pudimos visitar Mwangaza College, Nakuru donde el Hno. Óscar, director y delegado de la Salle en el Sector de Kenia nos enseñó la misión que desarrollan en el centro enfocado hacia el mundo laboral al estilo de la formación profesional que cuenta con talleres de Moda, Cocina, Restauración, Repostería-Panadería, Peluquería e informática entre otras especialidades. Nos invitaron a almorzar en el restaurante escolar que utilizan para las prácticas la comida preparada por ellos.

Tras el almuerzo comenzamos el viaje hacia Nairobi para ir a dormir a la casa central del sector, una residencia preparada como escolasticado y para acogida de Hermanos del distrito de Lwanga, es también un centro de primaria. La Salle Catholic School en Nairobi abrió sus puertas en enero de 2016 y tiene el claro objetivo de ser un centro privado para obtener financiación para las obras de La Salle en Kenia ofreciendo guardería y escuela primaria; El crecimiento del colegio se irá dando progresivamente en la medida de los estudiantes vayan creciendo hasta llegar a secundaria.

La mañana del viernes la dedicamos a visitar Nairobi, las calles nobles donde están los edificios oficiales y la parte más comercial. Gracias a John, conductor oficial de Rongai, que nos acompañó durante la mañana pudimos usar los transportes públicos y ver también otra zona de Nairobi más acorde a la realidad de una ciudad de más de siete millones de habitantes ajetreada y viva pero con necesidades de desarrollo. Tras tomarnos unas pizzas y saludar a los Hermanos del distrito que se encuentran en el retiro de profesión tuvimos un pequeño encuentro con el Hno. Visitador del distrito quien agradeció la ayuda de PROYDE y todos los voluntarios. La anécdota curiosa la protagonizaron unos monos que bajando del tejado se llevaron comida que había preparada en el jardín.

Cercana la hora de marchar al aeropuerto recogimos nuestras maletas llenas de emociones y recuerdos, una parte de nosotros querría permanecer más tiempo mientras sabíamos que era la hora de regresa también a nuestras familias y diario quehacer. Desde la ventana del avión Kenia se iba alejando desde el aire recordando los rostros de los nuevos amigos y la sonrisa de todos los niños con los que nos hemos cruzado, sentimos que solo hemos dejado una pequeña huella y sin embargo nos llevamos mucho más de cuanto hemos podido aportar. Hasta pronto amigos.

Los días pasan más deprisa de lo que nos gustaría, cada día con su rutina y con su parte de sorpresa nos empuja a seguir con nuestra mejor ilusión en en este bonito proyecto.

Lo que era una novedad los primeros días ha dado paso a la complicidad de las personas con las que compartimos esta experiencia: niños del barrio, trabajadores y comunidad del colegio, compañeros de la Iglesia Diocesana, Hermanas Misioneras de la Caridad y muchos amigos que hemos ido haciendo durante estos  días. 

WhatsApp Image 2019-08-08 at 06.57.59.jpeg

Durante estas semanas nuestra labor se ha basado por ejemplo en la atención sanitaria por parte de nuestra voluntaria Sara que es enfermera; también la organización de competiciones deportivas, clases de inglés, matemáticas con la colaboración de voluntarios universitarios de la ciudad.

Todas estas actividades las estamos llevando a cabo con el fin de que estos niños aprendan valores como el del respeto en clase, la igualdad entre hombres y mujeres, el saber comportarse en diferentes lugares, el valor del esfuerzo, el cuidado del material, la generosidad...

WhatsApp Image 2019-08-08 at 09.11.20.jpeg
Pero sin ninguna duda lo más importante de estos días es lo que nosotros hemos aprendido de ellos: ¡vivir el día a día! La decisión personal de ser feliz con lo que te toca es algo que estamos viviendo en primera persona, y sin duda tomando nota de ello; es tan fácil como sonreír aunque no os entendáis, saludar aunque no os conozcáis y compartir aunque sea lo poco que tienes.

Una nueva semana comenzaba en Kenia, y ¡qué bien aprovechada! Mientras seguíamos con nuestras labores de pintura y reforma de infraestructuras por las mañanas, las tardes las hemos usado para comenzar con los talleres para los chicos del instituto. Hasta ahora, hemos podido realizar talleres de arte y pintura, manualidades para aprender a hacer bolas de malabares, clases de francés y música. Los chicos lo han pasado en grande, y los “profes” con ellos también.

WhatsApp Image 2019 07 23 at 14.40.09

WhatsApp Image 2019 07 23 at 14.40.34

El martes nos sorprendían con una excursión en la que disfrutamos haciendo un safari por el “Nakuru park”, donde pudimos disfrutar de los paisajes y los diferentes animales viviendo en libertad por su hábitat, como jirafas, hipopótamos, rinocerontes, babuinos, cebras, impalas, etc.

WhatsApp Image 2019 07 23 at 15.28.40

WhatsApp Image 2019 07 23 at 15.28.40 1

No conforme con eso, el miércoles también nos llevaron al lago Naivasha, donde también pudimos ver de cerca algunos hipopótamos y waterbucks, y disfrutar de la naturaleza.

Pero la semana estaba llena de sorpresas y excursiones; el sábado por la mañana, con nuestra maleta preparada, partíamos hacia Nyeri donde hemos tenido el placer de acompañar al hermano de nuestro director, brother Bonface, en el día de su boda.

Durante el camino hicimos algunas paradas para conocer diferentes lugares de este país, como las cataratas Thomson, vistas preciosas al Valle del Rift, plantaciones de café y té… rincones preciosos de Kenia que es una maravilla conocer.

WhatsApp Image 2019 07 23 at 15.28.40 2

WhatsApp Image 2019 07 23 at 15.28.40 3

El domingo fuimos a la boda, donde nos sorprendimos con la celebración ya que, al mismo tiempo, se casaron ni más ni menos que 16 parejas a la vez. Fue una celebración larga, además de que fue entera en suajili y nuestro vocabulario en dicha lengua aún no nos da para poder entenderla, pero a su vez preciosa, acompañada de cantos y mucha alegría, como son todas las misas aquí en Kenia. Tras la ceremonia, una recepción donde los invitados y los novios compartimos el almuerzo, y a la noche continuamos con la fiesta, bailando y compartiendo momentos con todos los presentes, donde este grupo de “mzungus” fuimos unos kenianos más.

WhatsApp Image 2019 07 23 at 15.28.41 2

El viernes pasado los alumnos y alumnas del Colegio La Salle San José de Chiclana tuvieron una vista muy especial. Desde Nairobi, en Kenia, se coló en sus clases el Hermano Agustín Ranchal para contarles el proyecto de construcción de un pozo que se está llevando a cabo en el norte del país, en Marsabit. 

marsabit kenia pozo proyecto

El Hermano les contó que esa zona del país es muy desértica y que apenas hay lluvias. También que es una población nómada y que es muy difícil que los niños y niñas tengan una asistencia continuada a la escuela. Es por ello que casi el 85% de las personas es analfabeta. ¿Quires ver el vídeo? ¡Pincha aquí!

Gracias a PROYDE y la delegación de Cooperación Internacional del  Ayuntamiento de Chiclana, se está trabajando en una construcción de un pozo en el colegio de La Salle Saint Paul que allí tienen los hermanos. Además de dar agua a toda la población colindante, es un ejemplo de proyecto de energía renovable ya que no usa recursos contaminantes. 

Desde aquí queremos agradecer a la delegación de Cooperación Internacional del  Ayuntamiento de Chiclana su colaboración para que todos los niños y niñas de la zona junto con sus familias, puedan tener acceso al agua potable y así favorecer el acceso a la educación cubriendo una de las necesidades más básicas. 

Subcategorías

Información Adicional