Últimas noticias

Encuentro voluntariado PROYDE

El sábado pasado tuvo lugar el encuentro de voluntarios y voluntarias de PROYDE Andalucía y Melilla en la Casa provincial de La Salle Andalucía en Dos Hermanas.

Más de 45 personas nos reunimos para compartir la mañana del sábado y “Tirar del hilo” para ver quiénes son los excluidos de hoy y qué respuesta damos de PROYDE.

La jornada empezó con la charla de Jose María Castells, responsable en Andalucía del área de Hospitalidad y Acogida de la asociación Claver-Servicio Jesuita a Migrantes España. Él nos hizo poner la mirada sobre los que están al margen de la sociedad hoy en día, los “los nadie”…Los emigrantes. Una situación que si miramos más allá, descubriremos que puede tener solución fortaleciendo las políticas de cooperación internacional. Continuamos con una mirada sobre el Comercio Justo y pudimos degustar también algunos productos y tener un ratito de encuentro entre todos.

La segunda parte de la mañana la dedicamos a combatir mitos y bulos y ver cómo en los medios se trata el tema de la inmigración. El miedo al otro, el rechazo a lo desconocido muchas veces se nos es inculcado sin que nos demos cuenta y es porque el tratamiento de las palabras e imágenes que recibimos no es el adecuado. También descubrimos por qué somos cooperación desde PROYDE y cuáles son nuestras herramientas para fortalecer el desarrollo en países del sur y evitar que las personas tengan que huir de sus países.

Terminamos la mañana poniendo en orden todo lo aprendido con un momento más personal en una oración- concierto del grupo de música solidaria, Gente Pequeña (compuesto por voluntarios de PROYDE de Jerez de la Fra).

Al finalizar compartimos entre todos y todas una paella estupenda y los últimos ratos de convivencia y charla.

En definitiva vivimos una jornada que nos hizo pensar en quiénes son los excluidos de hoy. En quiénes son las personas con las que Jesús estaría hoy. Y llegamos a la conclusión de que nosotros somos los encargados de coger ese testigo y de trabajar por la justicia social y la solidaridad.

vuelta cooperacion proyecto proydeOs contamos el final de nuestra magnífica experiencia ya desde casa. ¡La vuelta fue toda una aventura¡ Después de unos días de tranquilidad y reconexión con la familia y amigos podemos por fin relatar las últimas vivencias. 

El último fin de semana tocó viajar  y nos desplazamos hasta Nairobi. Allí asistimos a la boda de la prima del Hermano Bonni donde conocimos a su familia y pasamos un rato muy agradable. En Kenia, no solo los invitados pueden ir a las bodas, si no que cada asistente puede llevar a más personas. Otra muestra más de la cultura de acogida que los kenianos viven con toda intensidad. Lo pasamos muy bien bailando y degustando comidas típicas. Fue un gran día. En Nairobi, nos quedamos en la casa donde los futuros Hermanos de La Salle se forman y conviven, así que aprovechamos también para charlar con ellos un rato. 

cronica

Comenzamos nuestro tercer fin de semana contestando, con los chicos de Rongai, las cartas que les mandaron los alumnos del colegio de la Salle San José de Chiclana. En ellas les respondieron a las preguntas que los alumnos españoles les hicieron y les explicaron cómo era su día a día, su familia, cuáles eran sus hobbies y que querían ser de mayor. Además, tuvimos tiempo para compartir canciones y juegos con los estudiantes al final de la jornada. De esta forma pudimos conocernos mejor.

     Uno de los momentos más especiales de la semana fue la convivencia que compartimos el sábado con los chicos del colegio de Rongai y de CDC. La reunión ocurrió en el centro de Nakuru, donde preparamos el almuerzo entre todos. El menú consistió en arroz, lentejas, pavo, patatas y chapati (una torta de trigo base de la alimentación en este país), casi todo recolectado en el propio centro. La comida fue muy especial para los chicos ya que sólo la disfrutan en ocasiones especiales, como esta. Gracias a este día fuimos conscientes de que la Salle llega mucho más lejos de lo que nos imaginábamos.

cronica3

   Otro rato de encuentro inolvidable fue con los niños que viven en Rongai. Salimos a la calle para avisarles de que esa misma tarde habría una carrera con polvos de colores y una merienda. La respuesta fue masiva y realmente no sabemos si se lo pasaron mejor ellos o nosotros.

     Al final de la semana nuestros planes se vieron trastocados cuando nos enteramos de que los alumnos se iban a casa de vacaciones antes de la fecha prevista, por lo que tuvimos que ajustar los planes que teníamos pensados. Por ejemplo, el torneo de baloncesto se terminó ese mismo día. La jornada fue larga e intensa. Aun así los chicos disfrutaron mucho y recibieron un pequeño obsequio, además de una medalla para los ganadores. Este mismo día aprovechamos para agradecerles el tiempo compartido y todo lo aprendido. Nos despedimos de los alumnos y les entregamos un recuerdo en forma de pulsera.

     La relación con la comunidad de hermanos va siendo cada vez más fluida y cercana. Hemos tenido la suerte de conocer al hermano Antoine, coordinador de los proyectos de voluntariado en Kenia, gracias al cual nos encontramos aquí. Tuvo la gentileza de llevarnos a Kisumu (una de las principales ciudades del país), a visitar su museo y el maravilloso Lago Victoria, el segundo más largo del mundo y cuna del famoso Río Nilo.

     Los proyectos van tomando forma: en CDC se ha comenzado esta semana con la habilitación de la sala multiusos, y en Rongai la biblioteca está a punto de finalizar su reforma. Después de la semana del trabajo que supuso este avance y de las numerosas actividades llevadas a cabo sacamos tiempo para ir al Ecuador, que se encuentra solamente a una hora de Rongai. Nos asombró pensar que una delgada línea (inexistente realmente) suponga tantas desigualdades e injusticias entre el “Norte” y el “Sur”.

Y sin darnos cuenta hemos llegado a la mitad de nuestra experiencia. Esta semana ha sido muy intensa, hemos tenido oportunidad de vivir muchas cosas y por fin sentirnos integrados y metidos de lleno en el proyecto. Tan de lleno, que sin pensarlo, el viernes por la tarde nos encontramos surfeando en el dinning hall. Lo explicamos.

El sábado era un día especial, pues los padres venían a celebrar el final de trimestre con los estudiantes, así que el viernes tocaba limpieza general. Nos unimos a ellos para ayudarlos y pudimos comprobar que los métodos de limpieza eran muy diferentes a los nuestros. Por ejemplo para fregar el suelo, con una manguera lo inundaban y con dos tablones largos empujaban el agua con la espuma hasta aclararlo todo. Y ahí es donde pudimos “surfear”. También aprovechamos para utilizar toda la decoración que habíamos estado haciendo durante esa semana con los chicos. Y así llegamos al final de la semana con todo listo para el gran día.

¡Ya ha pasado una semana desde que tomamos el primer vuelo hacia Kenia!

proyde_vij_keniaParece mentira que después de tanto tiempo esperando esta aventura ya estemos en camino, aunque lo cierto es que el vuelo se hizo más largo de lo que pensábamos. La primera parada fue en Casablanca, donde tuvimos un “descanso” de casi 4 horas hasta el siguiente despegue. Hubo un retraso inesperado en la terminal que aprovechamos para conocernos un poco más y echarnos unas risas jugando a las cartas, además de adelantar papeleo y rellenar el visado que nos solicitarían en Nairobi.

Información Adicional